Cuba se presenta en sociedad

En mayo de 1919 sale un número de Social cuya portada está muy ligada a los sucesos internacionales. Personificada con sus propios símbolos, el gorro frigio y la bandera en el vestido, la República de Cuba se presenta como una jovenzuela, ingenua y vulnerable, según expresa la portada:  Nuestra Joven República ha llegado a los…

La abanderada como alegoría de la República cubana

La revista Social  –dirigida por Conrado Massaguer, quien es además el ilustrador de todos los números– le concede a sus portadas un carácter diáfano y anecdótico y hasta con ciertos toques de humor. La mujer se mantiene como la imagen paradigmática de la República, aunque ya no como una metáfora de influencias clásicas, sino como…

Una República que aún no es de todos

En 1950, por el natalicio de José Martí, Carteles publica esta portada que revela el sentir y el malestar político de aquel momento. Frente a una multitud que levanta pancartas y proclamas de los futuros alcaldes y demás dirigentes del pueblo, la República, sentada, mira con pena el supuesto regocijo popular. En sus manos sostiene…

La República a sus dieciocho años

En 1920 Conrado Massaguer, director e ilustrador de la revista Social, compone una alegoría insólita, en tanto, a primera vista, no resulta una metáfora republicana, pues la figura no presenta, más allá de su condición femenina, ningún atributo que permita identificar a la doncella como una alegoría nacionalista. Sin embargo, se sugiere en las páginas…

La alegoría en las revistas republicanas

La alegoría republicana aparece con regularidad en las más importantes revistas del la primera mitad del siglo. El Fígaro, Cuba y América, Social, Bohemia y Carteles integraban una parte del selecto grupo editorial que gozaba de notoriedad, prestigio y autoridad entre la población cubana. Estas publicaciones, que diferían en formato, perfil y público, contribuyeron, desde…

Una República clásica y barroca

La portada de 1938 de la revista Carteles constituye la más barroca y pródiga en material simbólico. Galindo, el ilustrador, nos entrega una alegoría nacional en extremo poetizada y lírica.   La República con túnica romana, entronizada, sujeta con su mano derecha un libro con el título de Historia y con la otra una espiga de…

La alegoría del día o de la República

El Fígaro, en el número de mayo del año 1909, evoca la fundación de la República  con una portada que dramatiza el momento del triunfo, donde el empleo de los códigos clásicos reafirma a la República como hija de la modernidad y heredera de la tradición occidental[1]. Una silueta alada, que encumbra la bandera cubana…

Una República Art Decó

En 1936 un nuevo gobierno se inicia y, luego de los azarosos y fallidos gobiernos provisionales, se ofrece como una oportunidad de restituir el honor y la integridad perdidos. Bohemia necesita un retrato imponente, grave y digno. Enrique García Cabrera, uno de nuestros más ilustres artistas, que para estos años constituía el ilustrador habitual de…

La República de rojo y art nouveau

En 1905 en la portada de El Fígaro aparece un hermosísimo dibujo alegórico que prescinde de los atributos convencionales y recurre a otros medios para su diseño. Una delicada y grácil mujer escribe la fecha del 20 de mayo; al fondo un rojo intenso destaca el perfil de sus curvas y un recuadro se abre…

El Fígaro el 20 de mayo de 1902

El 20 de mayo de 1902 se establece el gobierno constitucional y El Fígaro se hace eco del acontecimiento. El número de mayo se distingue en su superficie por una estructura escenográfica: una joven corre un telón con la bandera nacional y deja al descubierto una efigie escultórica de la victoria.  La escultura sedente porta…