La República a sus dieciocho años

En 1920 Conrado Massaguer, director e ilustrador de la revista Social, compone una alegoría insólita, en tanto, a primera vista, no resulta una metáfora republicana, pues la figura no presenta, más allá de su condición femenina, ningún atributo que permita identificar a la doncella como una alegoría nacionalista.

S1920

Sin embargo, se sugiere en las páginas interiores de la revista, específicamente en el apartado El Espíritu de la Portada[1], que la joven bien puede representar a la República:

(…) La gentil chiquilla que llena la portada, tijera en ristre, nos parece un símbolo… ¿No podía esa jovencita de diez y ocho años ser nuestra   República?

¡Hace tanta falta podar en el jardín cubano! (…)

 

[1] Massaguer, en 1920, inaugura una nueva sección en su revista denominada El Espíritu de la Portada, ubicada luego de la primera serie de anuncios publicitarios. En ella, en breves palabras, hacía una declaración del propósito conceptual de la imagen de la portada.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s