Hoy 20 de mayo…

El 20 de mayo de 1902 se funda la República de Cuba. La fecha, data sin pasado ni referente inmediato, adoptada con el propósito de crear un mito fundacional, quedó asociada al surgimiento de la República de Cuba y a todo lo novedoso que ella. Por lo menos, en la primera mitad del siglo XX.

Desde el triunfo de la Revolución Cubana en 1959 , el 20 de mayo se convirtió en un símbolo del oprobio, de una independencia trunca y del surgimiento de una “república mediatizada”.

Portada de la revista cubana El Fígaro el 21 de mayo de 1902.
El Fígaro. 21 de mayo de 1902

La polaridad de adeptos y detractores de la fecha a lo largo de seis décadas es visible y extrema pero, en los últimos años,  al interior de la isla de Cuba, el 20 de mayo ha sido objeto de nuevas valoraciones historiográficas que intentan matizar su importancia y trascendencia.  No obstante, las contradicciones siguen vigentes.

En el sitio Cubadebate, la voz del Círculo de Periodistas Cubanos contra el Terrorismo mediático, dos artículos vieron la luz con cuatro años de diferencia sobre el tema del 20 de mayo. Los títulos son más que ilustrativos de la tónica que cada uno presenta: el  20 de mayo de 2010 se publicaba 20 de mayo: una afrenta al pueblo cubano y el 20 de mayo de 2014 una entrevista a una historiadora cubana Francisca López Civeira: Pretenden arrebatarnos el 20 de Mayo. Uno y otro son muestra elocuente de las tendencias que dentro de la isla coexisten en las consideraciones sobre la fecha. Para unos, el opobrio, para otros una fecha que ha de ser rescatada de las manos de la oposición. En el exilio cubano, por el contrario, la fecha es sinónimo de júbilo y nostalgia, y no existen muchas dudas sobre el significado de la fecha. El conflicto, radica entonces, entre la oficialidad insular y el exilio cubano.

En 2002 se publicó quizás una de las revisiones más importantes que sobre el 20 de mayo se han realizado por la actual historiografía producida en Cuba: 20 de mayo ¿fecha gloriosa? de la Dra. Ana Cairo. (Un artículo suyo sobre este tema está disponible en línea La dimensión cultural del 20 de mayo de 1902). En este libro la autora destaca lo que implicó la fecha para los cubanos de aquel momento y la importancia a nivel cultural y social que tuvo. Al respecto, señala la necesidad de re-evaluar las consideraciones postrevolucionarias de este acontecimiento: ” Durante sesenta y un años, ese día se insufló de contenidos históricos que deben evaluarse con lucidez y sin maniqueísmo”.

Sin embargo, superar los discursos maniqueístas asentados durante tantas décadas a ambos lados del Mar Caribe serán díficiles, aunque no imposibles, de superar.

El 20 de mayo, tanto para unos como para otros es el símbolo de lo que una vez fue Cuba y hoy ya no es. Y en este particular radica su complejidad. ¿Qué es lo qué fuimos y ya no somos? ¿Qué es lo que queremos de vuelta y qué es lo qué queremos mantener? ¿Puede realmente el debate sobre el 20 de mayo ser el símbolo que traduce la perversidad del enfrentamiento político, económico, ideológico y cultural que impera desde 1959?

El pasado en Cuba está en debate, como también lo está presente. Pero el 20 de mayo ha soportado una carga demasiado pesada, como quizás todos los símbolos cubanos, de la cual ha de librarse.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s